Adiós

Heather se había marchado sin decir nada, las despedidas significaban algo profundo para ella. En alguna parte de su inestable vida mantenía encendida una tenue luz que significaba la esperanza de una reconciliación.

No es el tipo de chicas que salen de rumba los fines de semana, no bebe, no fuma, no necesita estar rodeada de personas para sentirse amada o divertirse, Heather es diferente…

Hace una semana él la llamó para aniquilar cualquier atisbo de luz esperanzadora.

Sabe que sería fácil ir al club y matarse nadando o corriendo para liberar esa sustancia que engaña al cerebro haciéndola sentir “bien”, pero no, a ella no le gustan ese tipo de soluciones fáciles y temporales, tampoco es que prefiera lo difícil, simplemente busca algo definitivo.

Resulta tan fácil reír a carcajadas acompañado y cuan duro es estar tranquilo hallándose solo, confrontándose con el “yo” interno, con tus decisiones, aciertos y fracasos. Tus planes y sus reales posibilidades de concretarse. Con los miles de “hubiera” que pasan por tu mente dispuestos a matar tu futuro.

Mierda!!!

Coge su par de botas nuevas, un abrigo y cierra la puerta. Camina sin saber el destino; el olor a tierra húmeda y el frío alertaron sus sentidos. El sol estaba despidiéndose y amablemente regalaba sus últimos destellos, pronto oscurecería,  se sentó sobre una roca, arrancando pastitos dispares, meditó un rato.

Se levantó, se ubicó hacia el norte y pronunció un sentido adiós.

Suspiró y se dijo:

– Tranquila ahora solo es un recuerdo. Sonrió y cambió el nombre que amorosamente había adjuntado al registro del móvil.


Mi única red social 👇

instagram

Anuncios

Mudanzas

Su padre estaba muerto, ella se esforzó en postergar aquel viaje, pero inevitablemente la hora había llegado, era momento de empacar todas las pertenecias y buscarles un destino. Llegó tres horas antes que el servicio de mudanza se apersonara en la casa de su padre, lo había hecho a posta para no dar lugar a sentimentalismos. Todo salió bien, empacó rápidamente y antes de lo previsto entregó las llaves al nuevo dueño. Las cosas demoraron dos semanas en llegar. Sin desempacar nada ya tenía precisado el destino final a cada caja: la mitad de ropa iría al asilo de ancianos, el resto al bazar de caridad. Por otra parte los libros irían a la biblioteca comunitaria.

Después de todo su padre ya le había dado suficiente en vida, pensó. Una vez hechas las primeras entregas se dirigió a la biblioteca para finalizar aquella tarea tan abrumadora. Así que saco de su auto una última caja llena de libros y cuando hubo entregado todo se dirigió a casa. En la cochera halló tres libros que burlonamente lograron escaparse de aquel final, así que sin remedio los cogió y los llevó adentro, mientras se dirigía reconoció las pastas agonizantes de aquel libro café, instintivamente lo ojeó, descubriendo una flor marchita que se escondía entre sus páginas amarillentas; una bugambilia…

jDQVwm7A8n.png

Sus piernas temblorosas no pudieron más y sucumbieron sin remedio alguno, en la acera se dibujaron diminutos círculos de agua… que pronto se convirtieron en un llanto incesante. [Cuando tenía 7 años sus padres se divorciaron y ella tuvo que mudarse abruptamente.] “No hay tiempo de empacar Eva, no muñecas, no juguetes, no ropa, no quiero nada que nos recuerde a él, vámonos, vámonos ya!!!”

Ella cierra los ojos y se ve resistiéndose a marcharse mientras mamá le tiraba del brazo, se prendió fuertemente de la bugambilia que yacía afuera, sus pequeñas y regordetas manitas no pudieron aferrarse demasiado tiempo, arrancando las flores de aquella planta, subió al auto y guardó por años secretamente las flores para recordar a papá por siempre.

IMG_20170827_213644_172El libro se lo arrojé a papá cuando tenía 15 años, tras una terrible discusión


Foto 1 @weheartit

Foto 2 @gersoncrvz

Recuerdos


Ayer pude desprenderme de éste cuerpo que habito y viajé kilómetros con el fin de encontrarte, no recordaba tu dirección, no hizo falta; el corazón siempre sabe donde buscar.

Aguarde paciente afuera de tu casa; mirando la luna y esperando que durmieras. No quería ser descubierta, solo necesitaba verte y dormido es tu estado más natural.

Entré a tu habitación, te miré echado en la cama, roncando como es costumbre. Eres bastante simpático aún dormido, incontrolables deseos de abrazarte y besarte se apoderaron de mi. Me abalancé sobre ti, sentí vertiginosamente caer en un abismo, todo era muy obscuro y vacío. La calma regreso y todo comenzó a tomar forma de nuevo.

Te encontré trabajando, no quise interrumpir además estaba muy confundida, no entendía nada.

pa62TzyRVz.png

De pronto tu mirada se posó en la ventana y sonreíste. Rápidamente corrí a mirar yo también, pude ver a una familia cenando comodamente en su hogar, era muy extraño, cada lugar al que dirigías la mirada cobraba vida, personas, situaciones, lugares… Después sonreías, eras feliz.

Pensé que eran tus recuerdos, sueños, pensamientos, ese lugar en tu mente donde no se sabe distinguir la falsedad de la realidad.

Entraste presurosamente en una habitación y yo caminé detrás de ti.

Estaba bastante oscuro, no pude ver nada. Avanzaste dos pasos hacia una esquina y abruptamente volviste la espalda, saliste de aquel cuarto tras azotar la puerta.

Pude ver tu rostro desencajado, sin expresión, molesto quizás.

Intrigada regresé a la habitación, busqué el interruptor eléctrico que no hallé. Con miedo inminente me acerqué a aquella esquina; intentando percibir algo… De pronto un par de grandes ojos me miró.

Ohh Dios mío.

GywMkPrvMH.png

-Quién eres pregunté?

Acorte la distancia, supe que era una mujer por su larga melena color marrón, estaba sentada en el piso con la cabeza apoyada en las rodillas y pude escuchar un leve sollozo.

Me acerqué aun más.

-Puedo ayudarte, le pregunté?

-Sí, ayudame a salir de aquí, respondió, me estremecí al escuchar su voz…

Mirame le grité; ella volteó lentamente; temblaba.

Una lágrima escapo de sus grandes ojos y de los míos también cuando noté que era YO.

Estaba en un cuarto obscuro, sola, llorando. Allí me habías enviado… Imbécil.


Foto 1 y 2 @weheartit