El valor de mi amor

Se encuentra sentada pensando cuanto lo extraña…

Y la verdad es que él la amaba demasiado y la hacia sentir bien.

-“Lo extrañaré se repite”…

Tal vez el piense que nadie la amará como él… ja!! Que tontería.

Fui yo la que te llevó cautelosamente por los caminos que deseaban ser explorados en mí.

Fui yo la que te dije como me gustaba juguetear contigo en la cama.

Fui yo la que te mostré todo lo bueno que tenía para amar.

Fui yo la que dijo cuales eran mis necesidades y carencias para que pudieras completarme.

Fui yo la que decidió ser feliz contigo.

No te daré más el mérito de este amor… ahora andarás por ahí, amando a otras a mi manera, besándolas como me gusta que me besen…

Estaré acá sentada donde me encontraste, esperando que alguien me quiera igual que tú…

Lo harán bien, les diré como…


este fue escrito buscando una contraparte, por cuestiones que no sabemos. nunca llegó la otra mitad que pertenecía a un hombre

Síganme en @Instagram 💕

Anuncios

Recopilación

Y vaya me ha destrozado esta tristeza.

No por tí, ni por el nosotros que nunca llegó, me destroza por mí. por haber deseado que mi vida estuviera en tus manos, absurda y vergonzosamente en tus manos. que huevada!!!

Que sé me ha convertido en una carga casi imposible de aguantar aquel tiempo que perdí contigo, las 365 noches despierta a las 3 de la mañana orando por que fueras tú…

Por tu parte solo enfocarte en que cogiera el avión para regalarme 40 noches, te has pensado 40? nunca lo tomé y lo cancelé 3 veces, ahora lo sabes!!!

Eso era mi felicidad para ti… que pena tan atroz siento por mí, qué vacío por mi ilusión… deseando un por siempre que tu nunca quisiste y yo tan segura de merecerlo, te dejé ir.

El consuelo?

no conocer tu olor, o a tus padres, poder cerrar tranquilamente los ojos y no tener un sólo momento que hiciera merecer la pena de regalarte una lágrima.

y esta sencillez con la que te he olvidado…


foto @imcupcake

10:00 pm


Viernes 1° de diciembre

La pasamos increíble… después de horas riendo a carcajadas y una rica comida estilo Sinaloa, tomó mi mano y susurró:

el cáncer a vuelto

Mierda!


Recuerdas cuando nos enteramos por primera vez del cáncer?

– sí.

Recuerdas que no dijiste nada porque estabas llorando frente al médico, pero tomaste mi mano muy fuerte?

-sí.

Tómala de nuevo, el plan es el mismo! 💕

-te quiero!

y yo a ti…


Foto @hawa_mx

Dime, mi amor, que nada de esto ha sucedido

Que sigues pensando en mí, así como yo en tí.

Dime que has visto sonrisas y que la mía te sigue pareciendo la más pícara y traviesa.

Dime que solo en mí encuentras paz, cuando el mundo te da guerra.

Que soy yo la mujer que añoras cuando me ausento. Que te fascinan mis guisos y la manera de poner la mesa.

Que mi café es más rico que el colombiano y el vietnamita juntos. Que incluso haciendo rabietas soy una monada.

Miente como cada mañana y dime que soy la más guapa, que te encantan mis piernas y el olor de mi cabello.

Que soy la mejor escritora y la peor cantante. Que ansías llegar a casa para besarme, y hacer travesuras conmigo.

Que has conocido a otras chicas pero conmigo quieres estar… que somos grandes separados pero juntos somos indestructibles!

Anda no seas cabrón y dime que nada de esto es cierto, entonces sabré que he tomado una buena decisión.

Porque el corazón me esta reprochando el haberte dejado ir…

xqRZkk3Y6m.png


Prefiero largarme con un maldito “NO” en la cara, que vivir con un QUIZAS” en la mente

Recuerdos

Eran las 3:00 AM, la pantalla del móvil anunciaba un mensaje; se leía un “TE EXTRAÑO”


No recuerdo exactamente cuanto tiempo pasó entre nuestra ruptura y aquel “te extraño” que sonaba a “te amo”.

Sí, sé que lo dije muy tarde, cuando ya no hacia falta, cuando las palabras estaban de más, quizá incluso cuando el amor ya se había esfumado de nuestras pupilas. Pupilas llenas de lágrimas que me impidieron ver claramente el escenario que pisaba.

Se terminó, lo sé. Ahora ya solo quedan algunos recuerdos, muy pocos en realidad. Es curioso como se desdibuja tu sonrisa de mi mente, tú pecho desnudo que alucinaba besar cuando caía la noche. Ya no sé como luce tu espalda mientras te cambias la ropa para ir al trabajo. Tú acentico, el sonido de tu voz al enfadarte y la manera en que gemias son cosas que cada día me cuestan recordar con fidelidad.

Pocos recuerdos me quedan; tu nombre, número de móvil, cumpleaños…

El tiempo avanza y llegará el día en el que ya no recuerde nada sobre ti. Pero el hecho de haberte amado como lo hice y sentirme amada por ti, perdurará.